Saltar al contenido
Mitologia y Ocultismo

Bak Hyeokgeose

El primer rey de Silla. El área donde luego emergería Silla se llamaba Ch’inhan y estaba ocupada por seis ciudades (probablemente, ciudades-estado). Según la mitología, los líderes de los pueblos se reunieron y decidieron que necesitaban un rey para gobernarlos, principalmente porque no había una ley o regla fija y, por lo tanto, la gente actuaba sin virtud. Ascendieron a un lugar alto y al sur vieron algo como un relámpago del cielo. Entonces vieron un gran caballo blanco inclinándose hacia el suelo. Cuando se acercaron al lugar, vieron que el caballo se inclinaba ante un huevo brillante que yacía en el suelo. Cuando el caballo vio que los hombres se acercaban, relinchó ruidosamente y voló al cielo.

Cuando se abrió el huevo, emergió un niño brillante. Todas las aves y animales bailaron de alegría, los cielos se sacudieron y el sol y la luna se hicieron más brillantes. Como nació de un huevo, se le dio el apellido Bak («calabaza», en coreano). El niño fue llevado a un templo en el sur donde fue criado. Cuando llegó a la edad de trece años, se casó con Alyeong y se convirtió en rey de la tierra. Gobernó por sesenta y un años y luego ascendió al cielo.

Bak Hyeokgeose fue probablemente un jefe temprano que logró unir las seis ciudades-estado principales del área en una nación que al principio se llamó Kyerim pero luego se convirtió en Silla.

Se le conoce como el creador del nombre de familia Bak o Park (박).